Sin inspiración y motivación, no seríamos capaces ni de la mitad de lo que logramos en la vida.

A veces, esta inspiración la podemos obtener gracias a personas con complejo de lanzadera, es decir, personas que, con sus propias palabras o mostrándote la belleza de otras, te catapultan a estados anímicos que te hacen hacer grandes cosas. Hasta el mismísimo Isaac Newton tenía personas lanzadera. Él decía: "Si he logrado ver más lejos, ha sido porque he subido a hombros de gigantes". 

Uno de mis gigantes y, además, uno de los mejores divulgadores científicos y con más carisma que he tenido el lujo de conocer, es Neil De Grasse Tyson. En este vídeo, Neil hará que se te ponga la piel de gallina cuando responde de forma apasionante con esa voz hipnótica, como sólo él sabe hacer, a la pregunta "¿Cuál es el hecho que más te fascina sobre el Universo?". Su respuesta te hará sentir especial, lo cual es el perfecto ejemplo del que hablaba antes de catapultar a una persona hacia la motivación y la inspiración.

¡Disfrútalo!

La importancia de la inspiración...

 

 

Lo mejor de admirar a una persona en tu campo, en mi caso, la ciencia, no es sólo maravillarte por su trabajo y obra, sino también por lo bella persona que es. La admiración entonces se duplica.

Creo que la humildad es una de las mejores cualidades que una persona puede tener.

En mi vida, he tenido la suerte de conocer a muchos de estos cracks de la ciencia y de todos, me ha impresionado tanto su obra, como su humildad.

 Aquí te dejo algunos de los que he tenido la increíble suerte de haber conocido, y algo que me dijeron o escuché de ellos, que merece la pena ser compartido.

Porque todos son eso, ¡científicos que inspiran!

Científicos que inspiran...

Charlie Duke

Charlie Duke fue un astronauta de la época dorada de la NASA: la época de las misiones Apollo. 

Es uno de los doce hombres que ha pisado la Luna, concretamente en 1976, durante la misión del Apollo 16, considerada la más fructífera de estas misiones.

De su interesantísima charla, en la que contaba anécdotas de las 71 horas que estuvo sobre la superficie lunar, incluida una caída en la que por un momento, pensó que se le despresurizaba el traje, me quedo con esta: 

"Todo el mundo sabe que los astronautas se supone que debemos ser valientes. Os digo una cosa, cuando ese cohete despegó, ¡yo estaba acojonado! Todo temblaba tanto, que apenas podía respirar. Además, me puse tan nervioso, que hasta en el centro de control de Houston se dieron cuenta, ya que los sensores me delataban. ¡Qué vergüenza pasé! Cuando me preguntaron si todo iba bien, les dije que sí y, en seguida, les dije que estaba igual de bien que mi compañero Young. Me contestaron que eso no podía ser porque Young tenía un ritmo cardiaco de 70, mientras que el mío se había disparado a 120. Entonces les dije, pero ,¿qué pasa? ¿¡El Young este está muerto o qué!? "

Cuando finalizó su charla, no mostró ningún reparo en conversar con nosotros, responder amablemente a cualquier pregunta o sacarse fotos... ¡En su mirada había hasta agradecimiento! En fin, humildad 100%.

Robert Wilson

Robert Wilson es un físico y radioastrónomo estadounidense.

Junto con Arno Penzias,  es uno de los responsables del descubrimiento de la radiación de fondo de microondas que demostró la hipótesis del Big Bang. Por esto, fue premiado, en 1978, con uno de los mayores galardornes que pueden darse en ciencia, el Premio Nobel de Física.

Su charla trataba de este accidental descubrimiento. Nos contó cómo trabajaban y cómo les sorprendió que el descubrimiento de esta radiación, la cual pensaban que era una simple interferencia, llevara a la humanidad a darle solidez a la teoría de creación del mismísimo universo: ¡la Teoría del Big Bang!

De todo lo que dijo durante su charla, me quedo con los siguiente:

"A veces, para llevar a cabo buena ciencia, no queda más remedio que limpiar mierda".

Esto lo dijo, porque la primera vez que detectaron la radiación de fondo de microondas del universo, pensaron que eran interferencias causadas por la caca de pájaro que el propio disco del radiotelescopio tenía. Así que, cubo y fregona en mano, se subieron a la antena para limpiar la mierda...¡jaja!

¡Quién les iba a decir que gracias a eso, la Teoría del Big Bang sería ampliamente aceptada por la comunidad científica!

Neil De Grasse Tyson

Neil De Grasse Tyson es simplemente...¡una estrella del rock! (en el mundo de la ciencia, ¡claro! jaja)

Es astrofísico, escritor y divulgador. Tiene una personalidad tan arrolladora y un amor tan puro por la ciencia que, ¡la divulga como nadie! Eso es lo que más me gusta de él. ¡A mí me tiene "enamorá perdía"! (Creo que un día le dedicaré un Post enterito para él.)

Es muy mediático, apareciendo en toda clase de documentales, incluida la famosa serie Cosmos, escrita por su mentor, Carl Sagan. Además, escribe libros de divulgación científica que son muy apetecibles de leer aprendiendo mucho entre broma y broma. A veces, cuando explico algo nuevo en mis clases, les digo a mis alumnos : "Venga, vamos a ver qué dice mi querido Neil". Y vemos algún video de él explicando algo o dando su opinión. En mis clases, ¡Neil es uno más y mis alumnos lo saben, ¡jaja!

Cuando habla o escribe, se palpa esa pasión al instante. Además, tiene una habilidad tan increíble de explicar conceptos complicados de una manera sencilla, que se convierte en la persona idónea para hacer entendible conceptos científicos difíciles a aquellos que no suelen tener contacto con la ciencia.

Cuando le conocí, a parte de estar sorprendido porque casi era de su altura, también se sorprendió cuando vio su libro, Orígenes, en español. Me pidió ayuda para pronunciarlo y ahí estuvimos un ratito con clases de fonética, ¡jaja! Además de su excepcional sentido del humor, con el que no paraba de bromear sobre mogollón de cosas, me llamó la atención algo que nos dijo a los que estábamos allí. "Yo no soy nadie. ¿Acabáis de escuchar a Eric Betzig que ganó un Premio Nobel por inventar ese pedazo de microscopio que puede ver dentro de una célula? ¡¡Qué crack!! Yo soy una mierda al lado de él. No deberíais querer mi foto, sino la de él. Soy una mierdecilla, ¡jaja!".

Esto es humildad y lo demás, tonterías... ¡Bravo Neil!

John Ellis

John Ellis es un físico teórico británico especializado en física de partículas de alta energía. 

Trabaja en el prestigioso CERN, lugar donde se encuentra el mayor acelerador de partículas del mundo. Es más, él fue uno de los científicos encargados de su diseño y, hoy en día, también se encarga del diseño del sucesor del actual acelerador, que tendrá por objetivo la búsqueda de la esquiva materia oscura del universo.

Cada vez que hay un documental del gran acelerador, siempre sale el excéntrico de John con su camiseta en la que se ve la ecuación del Modélo Estándar (modelo de camiseta que también tengo en mi poder...¡jaja!)

En su charla acerca del descubrimiento del Bosón de Higgs o también llamada, "partícula de Dios", además de contarnos lo emocionante que fue estar allí en este momento histórico de la ciencia, me quedo con esto que nos dijo: "La física es como el surf. Siempre en busca de una ola más grande, y cada nuevo paso supone una descarga de adrenalina que no se puede comparar con nada."

Unos meses después de esta charla, visité el acelerador de partículas y John Ellis tuvo la amabilidad de contestarme a un email que le escribí previo a mi visita. Nunca pensé que un científico de esta talla tuviera tiempo de contestar,  pero sí,  lo hizo. ¡Otro ejemplo de humildad!

Richard Dawkins

Richard Dawkins es biólogo evolutivo, etólogo, zoólogo y divulgador científico británico.

Lo llaman el "rotweiller de Darwin", y ¡con mucha razón! 

Defiende la evolución por selección natural a capa y espada, metiéndose con todo aquel que no opine como él. Tampoco ha hecho comentarios muy afortunados acerca de la religión y todos los que siguen una. Por eso, no es que le considere la persona con los mejores modales del mundo, pero bueno, como biólogo evolutivo, es uno de los mejores, eso hay que reconocerlo. De entre todos sus libros de divulgación científica, de los cuales ha vendido millones de copias por todo el mundo, es muy conocido sobre todo por su obra "El gen egoísta", donde explica su visión evolutiva enfocada en los genes.

Escucharle divagar sobre cómo sería una hipotética vida fuera del planeta, analizando diferencias en la gravedad y en la atmósfera, fue quizás una de las partes más interesantes de su charla.

Además, a pesar de tener la fama de ser una de esas personas no muy propensas a querer firmar autógrafos y sacarse fotos, digamos que fui una de las afortunadas en poder hacer ambas cosas.

¡Es que no me pudo decir que no cuando vio la ilusión en mi cara! Hasta los más duros a veces se ablandan, ¡jaja!

Harry Kroto

Harry Kroto fue un químico británico galardonado con el Premio Nobel de Química en 1996 por el descubrimiento de los fullerenos, moléculas que hoy en día son cruciales en la nanotecnología.

Conocerle fue uno de esos momentazos de mi vida que nunca olvidaré. Además, uno de esos momentazos que vino por sorpresa. No es que le subestimara, pero nunca pensé que su conferencia fuera de esas que te hace salir de la sala, no tocando el suelo, sino, ¡levitando!

Fue una charla buenísima. ¡Inspiración 100%! La enfocó a la educación e incidió en lo importante que es encender esa chispa de curiosidad en la mente de un niño. 

Cuando terminó, tuve la oportunidad de sentarme con él a charlar. ¡Sí! ¡Sentarme a charlar con un Premio Nobel!¡¡Uauu!! Después de decirle que yo era profesora y que quería inspirar como él lo había hecho, me dio el siguiente consejo: "Lucha. Lucha con todas tus fuerzas. Va a ser duro, pero va a merecer la pena."

Dos años después, murió de Esclerosis Lateral Amiotrófica, la misma enfermedad que su amigo, Stephen Hawking. Pero bueno, este tipo de personas al fin y al cabo, nunca mueren, porque su legado se queda con nosotros.

Chris Hadfield

Chris Hadfield es un astronauta canadiense que voló al espacio en la época del transbordador, así como en el cohete ruso Soyuz, para ser comandante de la expedición número 35 de la Estación Espacial Internacional, ISS.

Ha escrito varios libros acerca de su experiencia en el espacio y su estancia en la ISS. Uno de ellos, el famoso "Guía de un astronauta para vivir en la tierra" es un libro inspirador que te da ideas de cómo llegar al éxito en cualquier cosa que hagas en la vida. ¡Totalmente recomendable! Además, hay incluidas anécdotas muy interesantes de sus estancia en el espacio. Actualmente tiene un canal educativo donde habla de cómo ser astronauta y cómo vivir en el espacio.

A Chris Hadfield le encanta la música. Tanto es así que hace unos años llamó al mismísmo David Bowie y le pidió permiso para cantar su canción, Space Odity desde la Estación Espacial. David Bowie, gran fan de cualquier cosa relacionada con el espacio, ¡accedió inmediatamente! Chris también se aseguró de pedirle permiso para cambiar la letra, ya que decía "no querer morir en su canción". ¡jaja! ¡Bien hecho Chris! Dicho vídeo se hizo viral en minutos, convirtiéndose en el primero grabado en el espacio. (Aquí te lo dejo por si no lo has visto.)

También tuve la oportunidad de ver a Chris Hadfield tocando la canción en directo. ¡¡Uauu!!

¡Qué afortunada que fui!

Joel Parker

¿No te encanta cuando escuchas a alguien hablando de un tema de forma tan apasionada que hasta te lo pega? Pues esto es lo que me pasó con Joel Parker

Lo primero que dijo en su conferencia fue: "Hay personas que se pasan la vida entera dedicados noche y día a un proyecto y si tienen suerte, ven cómo ese proyecto en el que han puesto todo el amor y las ganas, da frutos. 

Yo me siento increíblemente afortunado, porque no sólo me ha pasado una vez, sino dos."

Joel Parker es un astrofísico norteamericano que trabaja para la NASA. Estos dos increíbles proyectos de los que habla son, nada más y nada menos que la Misión New Horizons, sonda que llegó a Plutón y sacó aquella famosa foto de su superficie del planeta enano con una zona con forma de corazón, y la Missión Rossetta, en la que una sonda aterrizó en la superficie de un asteroide a 510 millones de km de distancia de nuestro planeta, alcanzando en su camino una velocidad de...¡¡108.000 km/h!!

¿Te has parado a pensar el trabajo que hay detrás de hacer despegar una sonda sobre un cohete, luego desacoplarse para seguir viajando solo, realizar las correspondientes asistencias gravitacionales para acelerarse sin usar mucho combustible, tener en cuenta los movimientos relativos de los planetas y el propio asteroide, para que finalmente la sonda aterrice en el asteroide y envíe un selfie a la Tierra? Joel Parker lo explicó con tanto énfasis, que hasta se emocionó al recordar lo que sintió cuando esa foto apareció en pantalla. Abufff, se me pone la piel de gallina sólo de recordarlo. Al finalizar, como no, me acerqué a hablar con él y con su esposa y, ambos, estaban encantados. Su mujer incluso me preguntó si me había gustado la charla porque, como llevaba tanto tiempo ensayándola con su marido, esperaba que al menos le hubiese gustado a una persona. ¡Madre mía! Qué humildad por favor. ¿Y sabéis? Joel Parker llevaba un pendiente negro en forma de pato, ya que es asteroide resultó tener esta extraña forma.

¡Olé esa pasión! ¡Me ENCANTAN este tipo de personas!

Roman Romanenko

Roman Romanenko es un cosmonauta ruso.

Y vosotros diréis, ¿y cuál es la diferencia entre una astronauta y un cosmonauta? Astronauta = de EEUU, cosmonauta = de Rusia.

Romanenko es un cosmonauta ruso que formó parte de la Expedición número 15 a la Estación Espacial Internacional. Durante su estancia realizó una EVA (Extra Vehicular Activity), vamos un paseo espacial, ¡jaja! de 6 horas y media, para reparar parte de la Estación Espacial.

Una de las cosas que más me llamó la atención del coloquio que tuvo lugar entre él y cinco astronautas/cosmonautas más, incluido Alexei Leonov, primera persona en realizar un paseo espacial, fue esto que dijo: "Lo que más me gustó ver desde la Estación Espacial Internacional fue ver el planeta sin fronteras entre países."

Como siempre, estas personas predican con una humildad inigualable. Fue muy simpático y agradable (y atractivo, ¡jaja! Había que decirlo...¡Mirad lo agarradita que estoy! ¡jaja!)

 

 

Este artículo científico es simplemente fascinante. Sé que este adjetivo lo uso mucho, pero es que lo es.

Después de echarle un vistazo, no volverás a pensar en el universo de la misma manera, así como en la posibilidad de vida inteligente fuera de nuestro planeta.

¡Otra cosa! La próxima vez que vayas a la playa y entierres los pies en la arena, no podrás evitar pensar en los increíbles datos que este artículo da.

¡Disfrútalo!

Artículos inspiradores

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco

Roman Romanenko